Saltar al contenido
Reparatupropiocoche

Cómo funciona la calefacción en los vehículos eléctricos

Quizás te has preguntado alguna vez como funciona la calefacción en los vehículos eléctricos, ya que no tienen las características de un motor térmico para tal función.

Antes de nada quisiera hacer un pequeño resumen de cómo funciona la calefacción de un vehículo con motor térmico ya sea de gasolina, diésel o gas.

La calefacción en los motores térmicos.

Los motores térmicos funcionan haciendo explotar una mezcla del combustible con aire dentro de sus cilindros. La energía que se produce en dicha explosión se utiliza para desplazar un pistón que convierte el movimiento lineal en movimiento rotativo a través del cigüeñal. Pero eso es otra histaria…

De la energía calorífica resultante solo se aprovecha una pequeña parte para mover el motor y el resto se pierde por la estructura de éste. Dicha energía debe ser controlada para evitar la destrucción de los elementos que componen el motor térmico.

Sistema de refrigeración del motor de un vehículo de combustión interna.
Sistema de refrigeración del motor de un vehículo de combustión interna.

Para solucionar éste problema se utiliza el sistema de refrigeranción que mantiene el motor a una temperatura óptima para su funcionamiento. Es decir las calorías desperdiciadas en la combustión, las absorbe el líquido refrigerante para mantener la temperatura estable.

Ese líquido refrigerante ya caliente se aprovecha haciéndolo pasar por un pequeño radiador situado en el interior del vehículo. Cuando activamos el ventilador de climatización hacemos que le aire atraviese este pequeño radiador adquiriendo parte de las colorías del refrigerante y de esta forma calentamos el habitáculo.

La Calefacción en los motores eléctricos y tipos.

En el caso de los vehículos eléctricos la cosa cambia, debido a que aunque algunos sí utilizan refrigerante para mantener las baterías a temperatura óptima, este refrigerante no se utiliza “al menos de momento” para el sistema de calefacción del vehículo.

Resistencias eléctricas.

Algunos modelos llevan un sistema de calefacción que consiste en un líquido refrigerante que circula por un circuito específico para la calefacción.

El líquido es impulsado por una bomba eléctrica y adquiere su temperatura mediante unas resistencias calefactoras.

Este sistema es parecido al de un termo eléctrico como el que se encuentra en las casas, pero tiene el inconveniente de un alto consumo eléctrico que afecta directamente a la autonomía del vehículo.

La ventaja es que es un sistema sencillo y liviano de implantar por los pocos componentes que lo conforman.

Bomba de frío-calor.

Otros modelos utilizan un sistema un poco más complicado pero mucho más eficiente.

Climatizador para el hogar.
Climatizador para el hogar.

Consiste en un compresor que funciona exactamente igual que un Split de una vivienda. El funcionamiento de éste sistema es más complicado de implantar porque es necesario una instalación de tuberías para el gas, dos radiadores ” condensador y evaporador ” y un sistema electrónico que lo controle.

Una de las ventajas que tiene es que requiere menos energía eléctrica para funcionar, por lo que afectará menos a la autonomía total del vehículo.

Por otro lado es un sistema mucho más eficiente por el hecho de que al igual que los climatizadores del hogar, también se utiliza para enfriar el habitáculo por lo que las dos funciones están disponibles en el mismo sistema.

Este proceso se realiza mediante cambios en el estado del gas refrigerante aprovechando los cambios de temperatura al pasar de líquido a gas y viceversa.